Loreniss's Blog

mmmmmm interesante….

ERLICHIOSIS noviembre 21, 2010

Archivado en: Uncategorized — loreniss @ 9:11 am

Concepto y breve historia de la enfermedad


Ehrlichiosis canina (EC), también llamada pancitopenia tropical canina, tifus canino, fiebre hemorrágica canina y síndrome hemorrágico idiopático, entre otras.
Llamado en un inicio Rickettsia canis, pero más tarde fue renombrado en 1945 como Ehrlichia canis, en honor al bacteriólogo alemán Paul Ehrlich.
Descrita por primera vez por Donatein y Lestoquard en perros en Argelia en 1935.
El primer reporte en las Antillas fue en 1957 en perros de la isla de Aruba.
USA y Sudamérica (1962).

Predisposición racial y etárea


E. canis afecta a múltiples especies de la familia Canidae, fund. al perro doméstico; zorros, coyotes y chacales son considerados reservorios naturales del agente.
La enfermedad se presenta independientemente de la edad, el sexo y la raza.
La raza Pastor Alemán es la más susceptible, desarrollando la fase crónica mucho más frecuentemente que otras razas.

Patogenia y cuadro clínico


Las garrapatas inyectan en el lugar de la picadura las secreciones de las glándulas salivares contaminadas con Ehrlichia canis.
Las mórulas se disgregan en cuerpos elementales una vez que la célula infectada se rompe e invaden nuevas células hasta instaurar la parasitemia.
Los animales que son contaminados demoran de 8 a 20 días para que muestren manifestaciones clínicas evidentes, desarrollando la enfermedad con tres fases fundamentales: aguda, subclínica y crónica.

Mecanismo de acción


Parásito (Rickettsia canis)

Torrente sanguíneo

Tejido Hepático, Esplénico y Ganglios Linfáticos

Se replica en células mononucleares

Diseminan en otros órganos

Células Endoteliales

Vasculitis

MANIFESTACIONES CLÍNICAS


Forma Aguda:
Depresión, letargia, anorexia, fiebre, linfoadenomegalia, esplenomegalia, pérdida moderada de peso descargas oculares y nasales, disnea, tos y edema de las extremidades y el escroto.
Leucopenia y trombocitopenia, se observan en el hemograma desde fase inicial de la enfermedad,siendo este último el desorden hematológico más común y persistente en fase aguda(rango de 20, 000 a 40, 000) plaquetas, debido al secuestro y destrucción de éstas.
Sangrado por trombopatía (petequias y equimosis dérmicas y en membranas mucosas.
La epistaxis, hallazgo frecuente en infecciones bacterianas secundarias y por protozoarios, asociada en ocasiones a desórdenes reproductivos, como sangrado prolongado durante el estro, infertilidad, aborto y muerte neonatal.
La anemia moderada es usualmente normocítica- normocrómica.
Leucocitos variables.

Fase Subclínica


Puede durar de meses a años el animal recupera el peso perdido y resuelve la hipertermia, llegando a tener una temperatura corporal normal
En el bazo permanece la rickettsia en animales asintomáticos, algunos de los cuales pueden eliminar el parásito si su estado inmune es competente, aunque en la mayoría persiste, instaurándose así la fase crónica.

Fase Crónica:


Neumonía intersticial, fallo renal, artritis y la muerte, que puede ocurrir generalmente como consecuencia de las hemorragias y complicaciones por dichas infecciones secundarias

No todos los perros desarrollan la fase crónica y las condiciones que conducen al desarrollo de ésta no están claras, pero se conoce que los pastores alemanes tienden a desarrollar la fase crónica con mayor frecuencia y severidad que las otras razas

La trombocitopenia severa, la leucopenia y la anemia se presentan más comúnmente durante la fase crónica de la EMC.

La pancitopenia severa es la característica de la fase crónica grave y que ocurre como resultado de una médula ósea hipocelular suprimida.

Control y tratamiento


No existe vacuna eficaz contra E. canis y el control de las garrapatas sigue siendo la medida de prevención más eficaz contra la infección.
En áreas endémicas, dosis bajas de oxitetraciclina (6,6 mg/kg) una vez al día ha sido sugerida como medida preventiva.
Oxitetraciclina por vía oral en dosis de 33 mg/kg, tres veces por día durante 2 – 4 semanas, dependiendo del caso en particular.
La doxiciclina en dosis de 10 mg/kg./día por un mes en casos agudos y en casos crónicos por dos meses o más.
Dipropionato de Imidocarb (5 mg/kg de peso), en dosis única y seguimiento con tetraciclina (25-30 mg/kg), dos frecuencias diarias, por 30 días, complementado con una terapia de sostén, según requiriera el animal. (transfusión sanguínea, electrolitos, vitaminas) de acuerdo a la necesidad.


 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.